Nuevo éxito en el seminario de mujeres

]El pasado Sábado 16 de Noviembre, tuvo lugar con gran éxito el Seminario de Prevención y Defensa Personal para mujeres.

Queremos dar las gracias a todas las asistentes por su dedicación y gran interés demostrado, así como sus aportaciones finales que tenemos muy en cuenta para próximos eventos.

Como siempre comentaron la gran importancia de éste tipo de seminarios y todas mostraron interés en continuar profundizando y avanzando en nuevas técnicas que contribuyan a aumentar su propia seguridad personal en futuras ediciones.

También queremos agradecer la participación de algunos de nuestros alumnos para ayudarnos a dar un mayor realismo y contundencia a algunas de las técnicas trabajadas.

Así mismo agradecer la inestimable colaboración de la Asociación de Monitores y especialmente al Ayuntamiento de Uceda, al cedernos amablemente sus instalaciones. El Seminario se celebró en la Casa de Cultura de Caraquiz.

[flagallery gid=3 name=Gallery]

«Entrena como combates y combate como entrenas»

I

Lo leí alguna vez, en algún contexto de un lugar tan alejado como la antigua Roma, concretamente referido a como afrontaban sus luchas los gladiadores.

Va mucho más allá de una simple frase. Debe ser nuestro motor e inspiración en los entrenamientos, cuando no verdadera aspiración. Ser capaces de reproducir la realidad, en ocasiones brutal y siempre inesperada.

Por eso la importancia de nuestros entrenamientos de estrés, nuestras respuestas explosivas, agresivas… pero sin perder el control.

Y en la segunda parte  ”combate como entrenas”. Mucho más importante aún. Debemos haber interiorizado tanto nuestras respuestas naturales a tantos tipos de agresión y en tal cantidad de circunstancias distintas, que nos debemos mover anticipando el riesgo o peligro: la prevención.

O con el impulso y determinación suficiente para afrontar o llevar a cabo la estrategia más adecuada a cada momento, con la mayor frialdad posible.

Sin embargo, se nos hace muy presente si lo referimos a nuestros entrenamientos de Krav Maga. Buscamos lo más semejante a la realidad, los entrenamientos más estresantes, siempre tratando de que de algún modo y sin perder los componentes de seguridad, nos situemos en esas circunstancias que la vida en aciagas circunstancias nos puede situar.

II

También lo podemos unir a ese estado Mushin, que tantas veces hemos hablado, un concepto japonés de los Samurais, ese pensar sin pensar, actuar por lo que nos dicta el instinto, pero eso sí, un instinto condicionado por nuestro adiestramiento y entreno en las circunstancias más difíciles que podamos situarnos, para tratar de que llegado el momento, nuestra respuesta sea la adecuada.

Si nos paramos a pensar, vemos cuantos aspectos comunes hay desde que el hombre se preparaba a combatir, hasta hoy. Los matices los situamos en las técnicas, en ocasiones en el armamento…pero el fundamento… la base sigue siendo inalterable.

Trato de que entrelacemos períodos tan distintos y lejanos en el tiempo como la antigua Roma y el período feudal japonés, con nuestra época moderna fijándonos desde el punto de vista de las semejanzas en el combate, concretando con el Krav Magá.

III

Permitirme también unas pequeñas pinceladas más culturales para entender un poco más su origen y al mismo tiempo el por qué y el cómo. Situarlas en el tiempo y al mismo tiempo hacerlas más presentes una vez que lo entendemos y vemos que son tan actuales para nuestro entrenamiento y como no para el día a día.

Un tipo de lucha cruenta y bestial como eran las disputadas en el circo romano y en concreto la lucha de gladiadores donde se unían los principios romanos de “honor en el combate”,  ”victoria a toda costa” y “muerte antes que deshonor”. Al mismo tiempo los romanos aprendían las técnicas de sus enemigos y las adoptaban en muchas ocasiones. No en vano la palabra gladiador viene del término “gladius” que era la espada corta que usaban estos.
1601espada-romana-gladius[1]

Los gladiadores se especializaban en distintas formas de lucha, de armas, muchas veces en función de su origen, pero el fin era el mismo sobrevivir luchar sin pensar, instinto de sobrevivir y disciplina de combate. De hecho se primaba muchas veces el valor aguerrido y con ello aun perdiendo un combate en muchas ocasiones conservaban la vida, dado que la formación de estos luchadores ocasionaban muchos gastos y el premio a los vencedores de duras gestas, muchas veces era la propia libertad.

IV

Y en cuanto al estado Mushin, expresión abreviada de Mushin No Shin, que a su vez viene tomada de la palabra china Chan y esta del sánscrito Dhyana. Y adoptada como uno de los espíritus del Budo y por tanto de la práctica Zen; junto con el anterior estado Zanshin que es el estado de alerta. De concentración antes, durante y tras la ejecución de una técnica. No sólo atento a un atacante, si no a varios, a un contexto, un espacio, un tiempo…

Es el estado previo y unido al estado Mushin definido también con la frase “mizu no kokoro” y que significa “mente como el agua”. Una vez más el agua como metáfora de adaptación, de calma y de transformación.

Mushin también como liberación de la ansiedad ante la presión.

last_samurai_3_650[1]

Es decir volver nuestros actos conscientes en actos instintivos. Es el cuerpo el que piensa. En este estado la mente se puede mover de una actividad a otra, del mismo modo que fluye una corriente de agua.

Esa sensación de calma previa, ese trabajo mental donde se busca sentirse separado del acto que se ejecuta. Sin que ningún pensamiento interfiera con la acción que se ejecuta, de modo que sea inconsciente y por tanto desinhibida.

V

Ello también trata de estudiarlo la psicología moderna aplicada al deporte a través de la sofrología. También a través de la visualización, trabajo muy importante y que integramos o debiéramos integrar en nuestros entrenamientos y por tanto en nuestra vida. Con aplicaciones prácticas, cuando hacemos por ejemplo sombra luchando contra uno o varios adversarios. Pero que podemos y debemos aplicar en muchos instantes.

Mushin también se refiere a la mente no atada por ideas ni sentimientos y por tanto se mantiene totalmente abierta a la vivencia.

Esto es algo que todos deberían adoptar cuando entrenan y mucho más importante en un trabajo actividad, fundamentalmente donde la seguridad sea el factor predominante.

¿Por qué? Porque nos desprendemos de nuestra personalidad, de nuestra realidad como individuos, para desempeñar nuestra función, en nuestro caso para resolver situaciones imprevistas de modo eficaz, rápido y sencillo.

¿Cómo? De forma instintiva, sin pensar, con la mente en blanco pero al mismo tiempo plenamente consciente. En estas condiciones, podemos anticiparnos a los movimientos del contrario y responder o atacar  de manera veloz e imprevista y a la vez eficaz y contundente.

Creo que sería una buena definición sobre Krav Magá…¿no os parece?

Ese estado que estamos llamando Mushin, donde dejamos la mente en blanco, pero con la capacidad de percepción en alerta.

¿No os suena de cuando realizamos ejercicios partiendo de ojos cerrados?

No desconectamos del mundo, ni de la realidad que nos rodea, solo la percibimos sin juzgarla, sin cuestionarla, sin intelectualizarla. Esa es la meta del estado Mushin.

  ¿Cómo actuamos ante distintos ataques rápidos y de varios oponentes?

Obviamente para ello requiere de mucho trabajo previo. Muchas repeticiones. Mucho trabajo de estrés. De acercarnos a situaciones límite. Esa es la grandeza del Krav Maga, esa disposición a trabajar situaciones con el mayor realismo posible, pero desde la seguridad y el control.

Y al mismo tiempo partiendo de conceptos tan claros, como los movimientos naturales del cuerpo, respuestas explosivas, contundentes, directas y rápidas donde nuestro objetivo principal es salir indemnes del modo más eficaz posible.

Y aunque vivamos en la época de mayor avance tecnológico, sanitario, quizás intelectual nuestro mundo sigue alimentado igual que desde el comienzo de los tiempos, por personas capaces de las mayores atrocidades cada día, sólo tenemos que ver el telediario o leer un periódico…

Por eso sin vivir atemorizados, es tan importante vivir alerta. Es importante, diría que fundamental la prevención, ser conscientes de los peligros potenciales que nos rodean para tratar de estar preparados y alerta con objeto llegado el caso, de dar una respuesta adecuada. Pero como mantienen los principios legales: proporcional, congruente y oportuno.

Jose Gener.-

Instructor del Club Kavod

Entrenador Nacional de Krav Magá